Requisitos necesarios para adquirir una hipoteca

Los requisitos exigidos para el otorgamiento de una hipoteca no son absolutos, ya que generalmente dependen de las entidades financieras, del solicitante y hasta de la situación económica del país. No obstante existen otros factores generales que toman en cuenta los bancos para decidir conceder una hipoteca o no.

Elementos que influyen

Algunos elementos en los que se basan los bancos para perfilar al solicitante de hipoteca y que tienen gran peso en la decisión, están:

-       Aporte inicial: mientras más alta sea la aportación inicial, será mejor. En la actualidad no existe ningún banco que otorgue hipotecas por el 100% del valor total de la vivienda, siendo el monto máximo un 80% de la tasación del inmueble. Una hipoteca al 100 por ciento solo se otorga en los casos de adquisición de pisos de bancos o que el solicitante disponga de un perfil económico muy elevado.

-       Altos y estables ingresos: si la hipoteca contempla cuotas superiores al 35% de los ingresos mensuales del solicitante, no se cumple con uno de los principales requisitos exigidos.

-       Historial de crédito: un elemento que evalúa nuestro potencial moroso como solicitante de hipoteca es estar presente en una lista de moroso como la ASNEF o la RAI, lo que automáticamente anula la posibilidad de que se nos otorgue una hipoteca.

-       Estabilidad laboral: otro requisito importante para las hipotecas es que el solicitante cuente con un contrato fijo de trabajo, o que se demuestre ingresos estables.

-       Edad: como se sabe, la edad antes de finalizar la hipoteca no debe superar los 75 años, y esto es algo en lo que los bancos son muy estrictos. Incluso existen productos hipotecarios especialmente diseñados para personas jóvenes de menos de 35 años de edad.

Otros factores

Más allá de estos elementos, existen otros factores que pudieran ayudar a que se nos apruebe una hipoteca, como son:

-       Añadir otro titular en la hipoteca. Cuando dos personas se hacen responsables del pago de la hipoteca se reducen las posibilidades de morosidad, y aumentan las garantías de pago al día.

-       Inclusión de un avalista. Aunque suele ser difícil que otra persona acepte responsabilizarse del pago de una hipoteca, en caso de ser posible incluir uno, brindará mayor seguridad al banco.

-       Solicitar varias ofertas. En caso de rechazo en una entidad bancaria, siempre habrán más opciones con otros bancos de que nos otorgue la hipoteca.

 

Asesor fiscal en Málaga, Mijas, Marbella, Fuengirola, Torremolinos, Benidorm y Estepona